Reset Password

header_image
Advanced Search
Your search results

Decálogo para la práctica de un turismo responsable

Published on 6 mayo, 2016 by admin

Se acerca el verano y las playas están llenas, el turismo rural espera la máxima ocupación de fiesta … dejan una huella ambiental considerable en el medio ambiente y los viajeros deben ser conscientes de cuidar nuestro medio ambiente. Por lo tanto, hemos establecido cuál debe ser el Decálogo para un turista responsable:

 

Comience con usted mismo: Para ser un turista responsable significa tener su viaje bien organizado, planificado con mucha antelación y con todo lo necesario para evitar, más que nunca, “impactos” sobre expectativas o su bolsillo. Si usted reserva su transporte y alojamiento con suficiente antelación, se puede obtener precios más ventajosos.

  1. Elegir el transporte correcto: El turista responsable planea los medios de transporte para viajar a su destino, así como los que van a utilizar para moverse durante su estancia. Ellos eligen la conducción eficiente con el fin de ahorrar energía o al reducido o cero emisiones (eléctricas). Ellos tratan de utilizar el transporte público y siempre que es posible moverse en bicicleta o caminando.
  2. Permanecer en alojamientos sostenibles: Estos establecimientos son ambientalmente responsables en función de su ubicación, el tipo de materiales de construcción y el uso de la energía. Alojarse en un hotel rural que funciona con energía solar, reservar un lugar, lo que reduce el consumo de agua o el alojamiento en una casa bioclimática (paredes aislantes con materiales naturales o reciclados) son formas de contribuir con el turismo responsable.
  3. Utilizar dispositivos electrónicos: Esta es una manera de reducir el consumo de papel y evitar la generación de más residuos. Debemos tratar de tener siempre reservas, billetes, documentos de seguros, mapas, guías o facturas en formato digital en el teléfono inteligente o tableta.
  4. No derroches energia: Cuando un turista se aloja en un hotel o alquilar un apartamento no se preocupa por el consumo de agua o electricidad, con la excusa de que todo está incluido. ¿Quién no ha salido de la habitación con la tarjeta puesta y el aire acondicionado ha estado activo durante horas? Esta situación no ayuda a los ahorros de energía o las cuentas de las empresas, sino que perjudica el territorio del país al que viaje y el planeta en general.
  5. Respetar la naturaleza de la zona: Trate de no degradar el ecosistema de la zona que está visitando, áreas naturales, animales y vegetación. También hay que evitar la compra de productos hechos de materiales obtenidos mediante métodos tales como la caza furtiva. Cuando coma, debe tener en cuenta los productos de cada temporada, ya que algunas personas locales no los respetan.
  6. Contribuir a la economía local: Tenemos que consumir productos locales y utilizar los servicios de la zona con el fin de estimular su economía, es decir, la participación de otras personas y empresas dentro del territorio. Por ejemplo, comer en los restaurantes que ofrecen platos típicos elaborados con productos locales, buscar recuerdos del arte, disfrutando de las festividades tradicionales o permanecer en lugares gestionados por la comunidad local.
  7. Ser considerado con la población local: Viajar implica relacionarse con la población local del lugar que visita, y por esta razón, es necesario conocer, entender y tratar de adaptarse, por su carácter, hábitos, reglas y costumbres.
  8. Minimizar la generación de residuos: Es cierto que cuando estamos viajando, hay artículos considerados como una carga que podemos prescindir y por lo tanto; Se aplica el “usar y tirar la cultura ‘. Con el fin de evitar la creación de más basura, como en nuestro día a día, sería bueno utilizar bolsas o botellas reutilizables, evitando los platos y cubiertos de plástico. Por otra parte, es beneficioso mirar el sistema de reciclaje en la ciudad o en el alojamiento de manera que cada desecho esté en el contenedor correspondiente.

9. Difundir la información: Es muy positivo que se vuelva de sus vacaciones para reflexionar sobre lo que conoce y ha aprendido, así como sus logros como un turista responsable.

En este sentido es recomendable para difundir la información entre la familia y amigos y compartir con ellos las prácticas y los beneficios del turismo responsable.

Category: Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.